Como Pintar Una Habitación Infantil Con Estos Magníficos Consejos

Una habitación infantil debe ser el espacio donde los niños se sientan cómodos a la hora de jugar y divertirse en ella. Pintarla es una tarea muy sencilla e imaginativa: solo debes pensar en qué colores puedes utilizar, cómo combinarlos y qué dibujar en las paredes. Aquí te daré algunos consejos con ideas divertidas de como pintar una habitación infantil en casa.

Lo fundamental es que sea una habitación que luzca divertida y original, de esta manera invitarás a los niños a pasar más tiempo en ella, toma nota de lo que te indicaré a continuación para que sepas cómo lograrlo.

Te invito a leer: Decoración de habitaciones para bebés – paso a paso

descubre como pintar una habitación infantil
Como pintar una habitación infantil hermosas ideas

Primero, aprende como definir el color de la habitación de tus pequeños

Esta es una decisión que no debes tomar a la ligera, a menos que quieras volver a cargar con brochas y rodillos y quizás contratar la ayuda de un profesional. Esta es una decisión que debes plantearte muy bien pues, quizás tus pequeños convivan con ese color de pintura varios años.

Elegir colores es elegir sensaciones, de manera que debes hacer bien tu elección. Puede que a ti te guste el color rojo o el amarillo chillón pero quizás esos no sean lo colores más convenientes para una habitación infantil.

Debes tener en cuenta que los colores se asocian directamente con el estado de ánimo, ellos pueden llegar a transmitir emociones, estados de ánimo y sensaciones. Hay colores alegres, colores apagados, colores neutros, entre otros. Hace un buen tiempo ya se dejaron de utilizar los colores rosa y azul para el dormitorio infantil. Actualmente existe un mundo de posibilidades que puedes emplear.

El color dependerá de dos cuestiones que tienes que saber de la habitación:

  1. La iluminación
  2. El tamaño

Cuanto más pequeña o menos luminosa sea la habitación, deberás escoger colores más claros y cálidos como el naranja, amarillo o beige, ya que estos ampliarán el espacio. Si quieres lograr el efecto contrario debes irte más bien por los colores fríos como el azul,  el verde o el morado, estos reducen el espacio.

Toma en cuenta el mobiliario

Una cuestión que debes tener en cuenta son los muebles, estos deberán complementar el color que hayas escogido para las paredes. Los muebles de color blanco o de colores claros son ideales para añadir un toque de color a las paredes, ya que contrastan con la pintura y otros accesorios de decoración.

Por otro lado, si los muebles de la habitación infantil son de color oscuro lo mejor será que te vayas por pinturas de colores suaves y claros para las paredes, de otro modo la habitación se vería muy oscura y le restaría la luminosidad necesaria.

No te olvides del techo

Recuerda que la pintura del techo también tiene su impacto y su importancia. Si lo pintas de un tono más claro que el de las paredes crearas la impresión de un efecto elevador ampliando la altura de la habitación.

Por el contrario, si pintas el techo de un color más oscuro que el de las paredes crearas un efecto de acercamiento y se verá un poco más reducido el espacio y la altura del cuarto.

También puedes leer: 4 Ideas para decorar una habitación infantil

Como pintar una habitación infantil combinando entre sí los colores

Otra opción que puedes tomar en cuenta es combinar los colores en la habitación de tu pequeño. Para ello debes considerar colores que sean del mismo abanico de tonos, por ejemplo. Si no, puedes buscar algunos contrastes de color. Los tonos pasteles de beige o marrón combinan estupendamente con el rosa, el azul y el verde. Otra opción más arriesgada es combinar colores clásicos como el rosa y el azul con el gris, ¡está muy en tendencia!

Si en la habitación predominan los colores vivos, te recomiendo combinar las paredes con tonos fuertes y otros más suaves, de esta forma no se verá una mezcla tan chillona ni estridente.

Si la habitación es lo suficientemente espaciosa y dispones de un buen espacio para pintar puedes pintar las diferentes aéreas utilizando colores variados, te pongo un ejemplo: la zona de descanso de un color, la de juegos de otro y la de estudios de otro… para la zona de estudios te recomiendo colores claros que favorezcan la tranquilidad y la concentración.

Los colores claros no son aburridos

Los tonos pasteles e incluso el mismo blanco no tienen porqué considerarse como aburridos. Los muebles, los textiles o la decoración pueden complementar la habitación aportándole ese toque de color, de contraste. Además los tonos claros en las paredes son ideales para hacer decoraciones con vinilos decorativos adhesivos, al estilo que más te guste o al estilo de tu pequeño.

Juega con los vinilos

Hay vinilos de todos los tamaños, figuras y colores. Están los más tradicionales con motivos florales y figuras infantiles que trasladan al niño a un espacio de ensueño. Estos deben colocarse cuando la pintura en la pared esté completamente seca, además, tienen la ventaja de ser fáciles y baratos de cambiar, de modo que si tu niño o niña cambia de gusto, o simplemente ya se cansó de ese dibujo, puedes rediseñar la habitación con vinilos nuevos.

Puedes colocar pintura de pizarra

Otra buena idea es colocar en un trozo de la pared o en la pared completa pintura de pizarra (que no sea negra), en el mercado hay muchos colores variados de pintura de pizarra. Con ella puedes cubrir un mayor o menor espacio, jugar a hacer figuras como un reloj, montaña o edificio. Te recomiendo no ponerla muy cerca de la cama para que no caigan restos de tiza en ese lugar.

Opta por el papel pintado y decorado

Hay muchos estilos de papel pintado: con estampados, a rayas, etc. Esta es una buena opción para colocar sobre paredes lisas o solamente en una de las paredes de la habitación.

¿Cuáles son las pinturas menos adecuadas para la habitación infantil?

Hay determinadas pinturas que debes de evitar usar, independientemente de los gustos o de las sensaciones que proyecten. Por ello, te recomiendo adquirirlas en establecimientos con licencia y que estén homologadas, observa bien que no contengan metales pesados.

Opta por las pinturas ecológicas, naturales o pinturas cerámicas; estas contienen materias primas que no son toxicas y con muy poco olor.

Te recomiendo no pintar la habitación cuando el niño esté en casa. Procura usar una buena ventilación antes de que el vaya a dormir en ese cuarto, si te es posible, ponlo a dormir en otra habitación para evitar el olor intenso de la pintura. Así prevendrás problemas respiratorios, alergias y posibles accidentes.

Recuerda…

… Para prevenir accidentes, debes impedirles el acceso a los niños a las habitaciones que estén recién pintadas o a medio pintar, coméntales acerca de los riesgos existentes. Almacena lejos de su alcance las pinturas, los disolventes, entre otros.

Espero que después de estos consejos acerca de como pintar una habitación infantil logres tener los conocimientos necesarios que te ayuden a dar ese paso y a convertirte en una experta decorando. Lo mejor será que le aportes tu toque personal y que la combinación de colores, figuras y dibujos estimulen la imaginación de tu pequeño. ¡Ahora sí, es momento de poner manos a la obra!

Si deseas puedes leer: Como decorar la habitación de un bebé en 5 simples pasos

Te invito a seguir visitando nuestro sitio web, donde encontraras los mejores consejos para decorar tu hogar.

También te puede interesar

Deja un comentario