Peinados, Maquillaje, Salud y Mas

10 Efectivos Remedios Caseros Para El Hígado Graso

El hígado graso o esteatosis hepática es una afección bastante común; es una condición reversible y generalmente desaparece haciendo algunos pequeños cambios en el estilo de vida. Aunque el hígado graso no es una condición normal, por lo general no es grave, siempre y cuando no implique inflamación o algún otro daño. Además de seguir correctamente las indicaciones que de seguro tu medico te ha dado, puedes tomar en cuenta otras medidas naturales que ayudarán a mejorar la condición de salud de este órgano. Por ello, hoy traigo para ti algunos remedios caseros para el hígado graso, muy sencillos de hacer.

Te invito a leer: 7 Remedios caseros para el dolor de estomago

milagrosos remedios caseros para el hígado graso
Hígado graso

Primero, ¿Qué es el hígado graso y por qué se origina?

El hígado graso o esteatosis hepática, se presenta cuando la grasa llega a representar más del 5% al 10% del peso total del hígado. La mayoría de los casos de hígado graso se diagnostica en personas diabéticas o mayores de 50 años de edad. Por lo general, las personas que padecen esta afección no llegan a desarrollar ninguna complicación.

Esta enfermedad se clasifica en dos tipos, el hígado graso que es causado por consumir alcohol en exceso y el que es conocido como hígado graso no alcohólico.

1.    Hígado graso alcohólico

El hígado graso es la etapa más temprana de la enfermedad hepática relacionada con el consumo excesivo de alcohol. El hígado, dañado por el consumo de licor, es incapaz de desintegrar las grasas y por lo tanto estas se acumulan allí.

 La buena noticia es que si el afectado deja de consumir alcohol, la condición va desapareciendo por si sola después de un periodo de más o menos 6 semanas. Sin embargo, si la persona continua con el consumo de licor, el hígado graso puede convertirse en cirrosis.

2.    Hígado graso no alcohólico

Al igual que sucede con el consumo excesivo de alcohol, el hígado graso no alcohólico puede desarrollar cirrosis. La cirrosis es una peligrosa enfermedad en la que el tejido sano del hígado es reemplazado por tejido cicatrizado lo cual con el tiempo llega a impedir que el hígado funcione adecuadamente.

Otra causa del hígado graso no alcohólico suele ser la obesidad. Otras causas son: la diabetes tipo 2, niveles altos de triglicéridos, el colesterol alto, el síndrome metabólico (o síndrome x), algunos fármacos y la pérdida rápida de peso.

Síntomas del hígado graso

Cuando el hígado graso no es tan severo no suele presentar síntomas. Pero si está muy avanzada la enfermedad llega a producir:

  • Fatiga
  • Pérdida de apetito
  • Debilidad
  • Pérdida de peso drástica
  • Nauseas
  • Confusión
  • Mala memoria
  • Dificultad para concentrarse

También puedes leer: 3 Prácticos y efectivos remedios naturales para la gastritis

10 Remedios caseros para el hígado graso que puedes usar

1.    Dejar el alcohol

Como te mencioné anteriormente, si la causa del hígado graso es el consumo de bebidas alcohólicas, con dejarlo bastará. Suena fácil pero requiere de una gran fuerza de voluntad.

2.    Perder peso

Muchos problemas de salud mejoran considerablemente con la pérdida de peso, el hígado graso es uno de estos. Pero no se debe perder peso tan rápido porque más bien puedes empeorar la enfermedad. En su lugar, debes perder peso gradualmente mediante una dieta saludable y haciendo al menos media hora diaria de ejercicios. Te recomiendo perder medio kilo por semana, máximo un kilo.

3.    El jengibre

Estudios han comprobado que el jengibre es bueno para tratar el hígado graso. El jengibre contiene una gran cantidad de antioxidantes. Hazlo en té triturando dos cucharadas de raíz de jengibre reposado en una taza de agua caliente, deja reposar unos minutos y bebe. Otra buena opción es incorporar jengibre rallado a tus comidas.

4.    Toronja o pomelo

La toronja, además de ser excelente para la diabetes, es buena para el hígado graso. Se cree que la naringenina que contiene la toronja puede activar los químicos causantes de la oxidación de los ácidos grasos. También puede disminuir la grasa corporal y atenuar el síndrome metabólico, dos factores que generalmente contribuyen a la enfermedad del hígado graso.

5.    Evita alimentos procesados

Los alimentos procesados como bebidas gaseosas, bebidas deportivas, alimentos chatarra y dulces contienen altas cantidades de jarabe de maíz de alta fructosa y grasas trans, estas sustancias son extremadamente dañinas para la salud. Sustituye estas comidas por el consumo de frutas y vegetales así como alimentos ricos en fibra, bajos en calorías y grasas trans.

6.    Consume cualquier tipo de frutas y vegetales

Los vegetales en estado crudo y las frutas son los alimentos más poderosos y efectivos para curar el hígado graso. Estos alimentos contribuyen a repararlo y a limpiarlo, de modo que el hígado puede atrapar y luego eliminar más grasa y otras toxinas.

7.    El cardo mariano

Esta es una de las plantas más utilizadas para el tratamiento del hígado graso. Sus hojas secas se emplean para hacer una infusión que ayuda a regenerar las funciones hepáticas. Algunas tiendas naturistas ofrecen este producto en gotas y en capsulas, haciendo que su consumo sea mucho más sencillo.

Si optas por beber esta planta en infusión, consume 3 tazas diariamente con 1 cucharada de cardo mariano en cada una de ellas. Si lo vas a tomar en capsulas te recomiendo leer las instrucciones del producto, lo habitual son 420 mg diarios.

8.    El níspero

El níspero es conocido por ser un maravilloso remedio casero para el hígado graso, debido a que mejora las funciones hepáticas gracias a su efecto depurador en el cuerpo. Puedes comer un par de nísperos diariamente para mejorar el estado de salud de este órgano.

9.    La alcachofa

La alcachofa es un vegetal que debes añadir a tu dieta si quieres mejorar la condición de tu hígado graso. Este alimento cuenta con muy pocas calorías, es excelente como diurético y además ayuda a nivelar el colesterol y el azúcar en la sangre, beneficiando en gran manera tu salud e impidiendo nuevamente la absorción de grasa.

Te recomiendo comerla por lo menos dos veces a la semana, siempre al natural y en preparaciones ligeras como al horno o cocidas, sin queso, aderezos, salsas ni cremas. En las tiendas naturistas puedes encontrar sus hojas para elaborar infusiones, o capsulas para ingerir y mejorar el estado del hígado.

10.   Los rábanos y la remolacha

Ambos alimentos sirven para desinflamar el hígado y para depurarlo, aportando pocas calorías y resultando además muy nutritivos.

El rábano puedes consumirlo crudo en ensaladas, la remolacha por otra parte, debes cocinarla en agua hirviendo para que la conviertas en el ingrediente ideal de tus ensaladas y acompañantes.

Recomendaciones que debes tomar en cuenta a la hora de combatir el hígado graso con remedios caseros

No olvides que estos remedios caseros para el hígado graso debes acompañarlos de una dieta saludable libre de grasas, de ejercicio físico y de varios cambios en tus hábitos para que así garantices la salud y la mejoría del estado hepático. Te recomiendo que para esto visites a tu nutricionista de modo que te guie en este proceso.

Si no tienes problemas con los cítricos puedes añadir algunas gotas de limón a las infusiones así como a las ensaladas y bebidas, este es un limpiador natural muy potente, que ayudará a tu cuerpo a eliminar las grasas acumuladas.

Si no sigues estos pasos y recomendaciones adecuadamente, difícilmente lograrás la recuperación hepática apropiada, lo que pudiera poner en riesgo tu hígado haciéndolo más propenso a la aparición de cirrosis.

Si deseas puedes leer: 10 Remedios caseros para bajar el colesterol malo

Te invito a seguir visitando nuestro sitio web, donde encontraras los mejores  y más efectivos remedios caseros para ti y tu familia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.