Cómo realizar ejercicios de kegel de manera adecuada

Los ejercicios de Kegel son aquellos que están diseñados para fortalecer los músculos del suelo pélvico conocidos también como músculos pubococcigeos o PC.

Tales ejercicios pueden realizarse para ayudar a combatir la incontinencia de esfuerzo y otros que lo practican manifiestan que les ha ayudado a ejercer un mejor control sobre su eyaculación.

Son ejercicios naturales que ofrecen beneficios de salud sin la tensión y el cansancio extenuante que ofrecen los ejercicios cardiovasculares.

Los ejercicios Kegel son la combinación de los ejercicios de fuerza que contraen los músculos flexibles y los PC. Estos músculos (PC) se extienden desde el ano hasta el esfínter urinario, mientras que el suelo pélvico son músculos que ayudan a sostener los órganos internos en su lugar. Es la pelvis la que en su formación tiene un hueso hueco, que sostiene todos los órganos e intestinos interiores.

ejercicios de kegel

Cómo hacer los ejercicios Kegel

Entre algunos beneficios médicos de los ejercicios de los ejercicios de kegel.

Uno de los principales está el ayudar a combatir la incontinencia intestinal y la incontinencia urinaria, para aquellos que han avanzado en edad o que presentan un tono muscular empobrecido.

Algunas personas se encuentran luchando constantemente con la fuga de gases después de una tos un estornudo, o mientras la noche avanza pueden presentar dificultad al momento de aguantarse las ganas de defecar.

Es por ello, que los ejercicios de Kegel ayudan a mejorar el control de la vejiga y los esfínteres en general.

Así también, son utilizados para tratar problemas de la próstata, así como ayuda a la recuperación post parto.

Estos ejercicios también han sido recomendados para cambiar la forma en la respuesta de los orgasmos y en la manera en la que estos se sienten.

Consultar con un fisioterapista profesional antes de realizar los ejercicios Kegel es lo más recomendable, para que éstos den los resultados esperados y ayuden de manera progresiva a superar los problemas y enfermedades para los que son puestos en práctica.

Cuando la persona que los pone en práctica ya se ha familiarizado con la rutina de los ejercicios, puede realizar una sesión de entre 10 y 15 minutos diarios.

ejercicios de kegel

Pero es importante que antes de comenzar con la rutina de los ejercicios de este estilo, sepas dónde se encuentra tu músculo PC.

Estando sentado o de pie en el inodoro haga el intento de retener el flujo de la orina, eso provocará la activación de su músculo PC. Una vez que se haya identificado donde se contrae al retener el flujo de la orina, inserta la punta de un dedo en la vagina o en el ano.

Para que cuando seas capaz de identificar lo que sientes al contener el flujo urinario procedas a aprender a trabajar con ello mediante los ejercicios de kegel y gozar de los beneficios que éstos brindan y así ir aumentando la cantidad de tiempo para realizarlos, la forma en que los vas poniendo en práctica, los días en que los quieras hacer según lo consideres conveniente para mejores resultados.

También te puede interesar

Compartir es de sabios. Difundelo

Docente en el área de Ciencias Sociales, Amante de la familia, el hogar y las manualidades, Escribo lo que siento y me gusta, adoro cocinar y preparar ricos platillos para disfrutar en familia.

Deja un comentario