Descubre todos los usos del aceite de almendras para tu belleza

El aceite de almendras es uno de aquellos ingredientes que nunca puede faltar en cualquier consejo de belleza casero, es por ello que acá te mostraremos varios usos del aceite de almendras para mejorar muchas zonas de tu cuerpo.

Este aceite tiene gran versatilidad, pues nos permite darle uso para mejorar aspectos de nuestra piel, o de nuestro cabello, o ambientar el hogar, o sencillamente dar un buen masaje con él.

El aceite de almendras se puede obtener mediante un fruto seco, extraído de un árbol cuyo nombre es almendro. Para extraer el aceite como tal y obtener todos los efectos beneficiosos que nos aporta, tanto para la estética, como para la salud, es necesario que sea prensado en frio.

El aceite de almendras contiene gran cantidad de grasas mono insaturadas, así como acido oleico, y ácidos linoleicos como lo son el Omega 3 y el Omega 6. El color del mismo es casi transparente, aunque tiene un toque de color amarillo o dorado. Así mismo, su aroma no es realmente fuerte, y es más bien dulce. Se puede utilizar para realizar masajes, o para usarlo de forma externa para mejorar ciertas afecciones. También se puede utilizar vía oral, pero hay que tener especial cuidado en este caso, puesto que no todos los aceites de almendras son comestibles, y para ello se debe escoger un aceite de almendras dulces, que normalmente es utilizado para tratar problemas de estreñimiento debido a la propiedad de lubricación que brinda este aceite. Si deseas consumirlo con este fin, resulta de suma importancia que al momento de comprarlo preguntes muy bien si es apto para su consumo, ya que no queremos ningún accidente ni daño para tu salud.

los increíbles usos del aceite de almendras
Aceite del almendras

Usualmente, el aceite de almendras se utiliza más en la parte cosmética, estética o de belleza, pero también puede tratar algunos problemas de la piel como lo son la dermatitis, la psoriasis, o el acné.  De igual manera, se utiliza en gran medida por sus cualidades emolientes, es decir, funciona en caso de afecciones cutáneas en donde hay una inflamación leve, como lo es la piel seca o el herpes. Así mismo, reduce el prurito ya que tiene la capacidad de proteger y suavizar, no solo la piel, sino también las mucosas, y disminuye así el dolor, calma la picazón cuando existen erupciones cutáneas, alivia la irritación y puede ablandar las partes inflamadas.

Te invito a leer: conoce los beneficios y propiedades de la sábila

Conozcamos más a fondo los maravillosos beneficios y usos del aceite de almendras

1. Para tu cabello:

usos del aceite de almendras para el cabello
El cabello

El aceite de almendras resulta ideal para todas aquellas personas que padecen de resequedad en el cabello, ya que tiene la bondad de otorgarles brillo y suavidad prácticamente al instante. Del mismo modo, evita la calvicie, esto gracias a que posee un alto contenido de ácidos grasos oleicos.

Por otra parte, al contener una gran cantidad de vitamina E, ayuda a mejorar en gran medida la salud del cuero cabelludo, pudiendo así ayudar notablemente en casos de caspa, o de dermatitis seborreica.

Para lograr disfrutar de los beneficios del aceite de almendras para el cabello, solo basta con que apliques unas cuantas gotas de este aceite en la palma de tu mano, luego de haberte bañado, y pásala por las puntas del cabello, o directamente sobre el cuero cabelludo. Otra alternativa muy buena consiste en que lo puedes utilizar como el sustituto del acondicionador, dejando así que actúe durante algunos minutos, y seguidamente aclarando con abundante agua tibia.

2. Para la piel:

usos del aceite de almendras para la piel
La piel

Como ya lo mencionamos anteriormente, el aceite de almendras es maravilloso para distintos problemas de la piel, y sobretodo mejora problemas de sequedad, de acné, o los eccemas, y todo esto se debe a los ácidos grasos que contiene, los cuales son perfectos para hidratar nuestra piel.

De igual modo, si aplicas este aceite realizando pequeños movimientos circulares, permitirás aumentar el aporte sanguíneo directamente a los vasos de la dermis, y así lograras mantener tu piel en excelentes condiciones: suave, tersa, radiante, y joven. Y por si fuera poco, al estar compuesto por un alto contenido de vitamina E, lo vuelve un excelente antioxidante que logra mejorar notablemente el aspecto de nuestra piel.

Si deseas en casa utilizar los beneficios del aceite de almendras para la piel, puedes optar por realizar una mascarilla, que resultara perfecta para cuidar tu piel. Consiste en mezclar dos cucharadas de aceite de almendras, dos cucharadas de aceite de soja, tres cucharadas de avena, una cucharada de levadura de cerveza, y finalmente, un poco de agua caliente. Mezcla muy bien los dos aceites y la levadura de cerveza, para luego ir añadiendo poco a poco la avena, e ir formando una pasta homogénea. Seguidamente, añade el agua caliente a la mezcla, y aplica sobre el rostro, dejando actuar durante una media hora. Finaliza enjuagando muy bien con agua templada.

3. En contra de las estrías:

usos del aceite de almendras para las estrias
Estrias

Entre las afecciones de la piel, las estrías están en primer lugar en la lista de las que más molestan a las mujeres. Pueden aparecer después del parto, cuando se sube y se baja de peso demasiado rápido, etc. El aceite de almendras es un fantástico remedio casero para las estrías, gracias a que tiene la capacidad de regenerar la piel, y dejarla mucho mas humectada y suave. Todo esto se debe a que contiene, como ya lo sabes, vitamina E y ácidos grasos.

Para repotenciar la efectividad del aceite de almendras en contra de las molestas estrías, puedes mezclar una cucharada de aceite con una capsula de vitamina E, la cual puedes conseguir en cualquier tienda naturista, y con la piel muy limpia y seca, empieza a aplicar esta mezcla realizando masajes circulares, por lo menos una vez al día.

Además, como dato extra, te comentamos que el aceite de almendras permite reducir de forma notable las arrugas del rostro y del cuello, si se aplica cuando apenas se están formando las líneas de expresión. Una muy buena opción para las arrugas, consiste en aplicar una gota al rededor de los ojos, y otra gota en la frente o la barbilla y masajear muy bien de forma suave, dos veces al día, de preferencia por la mañana y luego por la noche.

4. Trata el acné de forma efectiva:

usos del aceite de almendras para el acne
Acné

 Para todas aquellas personas que sufren de acné, piel grasa, o puntos negros, el aceite de almendras es uno de los pocos que tiene la capacidad de ayudarlas, porque si bien posee una gran cantidad de ácidos grasos, también cuenta con diferentes componentes y otros nutrientes que mejorar la piel del rostro, de la espalda, de los hombros y del pecho de forma asombrosa.

Para utilizarlo con este fin, una muy buena opción es realizar una mascarilla en donde mezcles la yema de un huevo, una manzana, y 30 ml de aceite de almendras. La preparación es sumamente sencilla, solo debes pelar la manzana, quitarle el centro, y machacar la pulpa. Seguidamente añade el aceite de almendras y la yema del huevo y remueve muy bien hasta que se forme una pasta consistente. Aplica en los lugares que se encuentren afectados por granos, o en el rostro en general, y deja actuar por 30 minutos. Luego de este tiempo, enjuaga muy bien con agua tibia, y finaliza aplicando una crema humectante especial para pieles grasas, pues lo que menos queremos es que aumente aun más la grasa del rostro.

Estos son los principales beneficios y usos del aceite de almendras, así que ya sabes, si tienes alguna afección de la piel o del cabello, o sencillamente quieres mejorar su apariencia ¡No dudes en usarlo!

Si deseas puedes leer: Conoce todas las propiedades medicinales de la manzanilla

Te invito a seguir visitando nuestro sitio web, donde encontrarás los mejores consejos de belleza para ti.

También te puede interesar

Compartir es de sabios. Difundelo

Esto que ves soy yo… ni más ni menos, un pedazo de ser, un trozo de humanidad, un puñado de risas, una cuota de locura, una pizca de dulzura. Esto que ves soy yo… una mujer, a veces niña, a veces infinita, a veces apasionada. A veces entregada. Pero siempre soñadora, es todo lo que tengo,
es todo lo que soy… No es mucho, pero es todo…

Deja un comentario