Peinados, Maquillaje, Salud y Mas

7 Riegos que puede ocasionar la inseminación artificial

La inseminación artificial es cualquier método de reproducción asistida que se basa en la sustitución de la copulación, por técnicas en las que se depositan los espermatozoides directamente en los óvulos, útero o cérvix de la mujer, con la finalidad de provocar la gestación. A pesar de la creencia de que la inseminación artificial es un invento de la actualidad, el origen de su estudio remonta a principios del siglo XV. En humanos, la principal finalidad de esta técnica, es aplicarla en casos de infertilidad.

Existen dos maneras conocidas de inseminación artificial, la inseminación por medio de semen del conyugue (IAC) y la inseminación con semen de un donante (IAD). La primera (IAC),  se utiliza comúnmente cuando el semen del posible padre es factible y sano para llevar a cabo la fecundación, sin embargo por otros factores, no logra llevarlo a cabo a través del coito.

 Riegos que puede ocasionar la inseminación artificial

La inseminación con semen del donante (IAD), por otro lado, se lleva a cabo cuando se ha demostrado que el semen de la pareja no es viable, y se hace uso de semen de donantes anónimos. La tasa de éxito con el semen del conyugue es del 10 al 15% por cada intento, mientras que con el semen del donante la tasa va del 15 al 20% por cada intento.

Si deseas puedes leer:¿Como Aumentar La Fertilidad De Forma Natural?

El proceso de inseminación artificial consta de tres etapas:

  • Estimulación ovárica: En esta etapa se estimula la ovulación a través de la administración de medicación que genere la maduración de varios folículos de los ovarios. Al obtener algún folículo que alcance al menos  17mm, se administra una inyección de la hormona Gonadotropina Coriónica Humana (CGH), se esperan 36 horas y se realiza la inseminación.
  • Semen: Horas antes de realizar la inseminación se obtiene la muestra de semen, que será evaluada por personal experto, hasta obtener los espermatozoides más móviles.
  • Inseminación: Finalmente se lleva a cabo esta última fase, donde la paciente se coloca en posición ginecológica, se introduce un catéter en la cavidad uterina, hasta alcanzar el fondo del útero y se libera el semen previamente seleccionado y estudiado.

inseminación artificial

Si bien la inseminación artificial se considera muy segura, existen casos donde se genera una serie de riesgos derivados de la realización de esta técnica. A continuación los posibles riesgos que puede ocasionar la inseminación artificial:

  1. Infecciones: Existe una posibilidad de 0,07% de generar una infección posterior a la inseminación artificial. La infección del aparato genital de la mujer se puede presentar por la presencia de gérmenes en el lugar donde se realizó el proceso o incluso procedente del semen.
  2. Alergias y reacciones inmunológicas: Se pueden generar por el desarrollo de alguna alergia al semen, que si se complica puede desarrollar reacciones inmunológicas a través de la aparición de anticuerpos antiespermatozoide. Este riesgo es menor del 5%.
  3. Embarazo múltiple: Es uno de los riesgos más frecuentes de esta técnica. Se genera entre el 12 y un 30% de los casos, siendo más frecuente en mujeres jóvenes. Debido a que se estimula más de un ovulo por vez, es posible que se genere un embarazo múltiple. Esto genera un peligro para la vida de la madre, mucho más si es mayor de 35 años.
  4. Síndrome de hiperestimulación ovárica: Debido al uso de medicación para estimular levemente la ovulación, puede producirse una respuesta exagerada generando un aumento del tamaño de los ovarios y del número de folículos desencadenando un aumento en la liberación de estradiol.
  5. Embarazo ectópico: La inseminación artificial tiene el riesgo de que el embarazo se lleva a cabo en sitios incorrectos, siendo aproximadamente en el 4% de los casos. Esto supone un riesgo para la vida de la madre y la del feto, pudiendo no desarrollarse de manera correcta, y generando un riesgo para la fertilidad futura de la madre.
  6. Aborto espontáneo: Este riesgo aumenta en parejas portadoras desordenes genéticos, así como mujeres de edad avanzada. Suelen producirse en las primeras semanas de gestación. Sucede en alrededor del 20% de los embarazos derivados de la técnica de inseminación artificial.
  7. Riesgo psicológico: No es rara la aparición de trastornos tales como ansiedad o depresión en mujeres que realizan esta técnica, en especial si han resultado intentos fallidos.

Te invito a leer:¿Que debo comer en el embarazo? nutrientes esenciales en la dieta

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.