9 Remedios Caseros Para Calmar El Dolor De Muelas Efectivamente

Sin duda alguna, uno de los peores dolores que puede llegar a sentir un ser humano y que no le desearías ni a tu peor enemigo es el dolor de muelas. Este dolor es definido por los que lo padecen como un dolor sordo, palpitante y muy severo, aunque en algunos casos el dolor se presenta solo al morder o masticar. Hoy en día puedes acudir fácilmente al dentista para tratar este dolor, esto implica que te tendrás que colmar de medicinas y someterte a algunos tratamientos. En tal caso lo mejor sería acudir a las soluciones sencillas y eficaces que cumplen la misma función, aquí te voy a dar algunos remedios caseros para calmar el dolor de muelas.

Te invito a leer: Beneficios del bicarbonato como remedio casero para blanquear los dientes

Primero, conoce las causas de este terrible malestar en las muelas

Remedios caseros para calmar el dolor de muelas
Dolor de muelas

Las causas del dolor de muelas son múltiples, si aprendes a detectar la correcta te resultará fundamental para garantizar la mejoría de tu condición. En la mayoría de los casos el dolor de muelas se asocia con la aparición de caries que son las responsables de desgastar el esmalte (cubierta exterior del diente) y la dentina (marfil del diente), estas dos capas rodean la pulpa y afectan a su vez al nervio.

Sin embargo existen otras razones comunes que también pueden llegar a producir el dolor de muelas, estas son:

  • Un absceso en la muela
  • Dolor en los oídos o sinusitis
  • La aparición de las muelas del juicio
  • Una pieza dental o corona agrietada
  • Un alimento que ha quedado incrustado entre las muelas produciendo inflamación y molestias

Si tu dolor de muelas se debiera a una caries, un absceso o una pieza dental dañada lo más aconsejable seria que acudas de inmediato con tu odontólogo para tratar y mejorar las molestias de tu muela cuanto antes.

Entonces, ¿Cuales son los remedios caseros para calmar el dolor de muelas?

Vamos directamente al grano, te voy a mencionar algunos remedios caseros para calmar el dolor de muelas, que puedes emplear para aliviar el dolor de muelas. Prueba eliminar esta afección desde la comodidad de tu hogar.

1.    La Sal

La sal es reconocida por ser uno de los mejores remedios caseros y naturales a la hora de combatir y aliviar el dolor de muelas, esto se debe a sus propiedades antisépticas. Para reducir considerable y rápidamente el dolor de muelas, diluye una cucharada de sal en medio vaso de agua y realiza buches luego de comer.

2.    El perejil

El perejil es una milagrosa hierba con varios componentes que ayudan a aliviar el dolor y a reducir la inflamación. En el caso de los dolores de muela te recomiendo masticar un poco de perejil cuantas veces puedas al día y notarás poco a poco como se va disipando el dolor.

3.    Bolsas de té negro

Luego de preparar el té no deseches la bolsa, colócala sobre la muela que te duele y mantenla apretada entre tus dientes por unos cuantos minutos, no la coloques caliente en la boca, espera a que enfríe un poco.

El té negro alivia el dolor de forma natural por su contenido de acido tánico, que actúa como un buen analgésico y antiinflamatorio. Este es un buen remedio para casos de emergencia y puedes hacerlo varias veces al día.

4.    Enjuagues con whisky

Puedes hacer enjuagues bucales con whisky u otra bebida alcohólica que sea fuerte. Éste es otro buen remedio para aliviar el dolor de muelas, ¡cuidado de no tomarte el enjuague!

5.    Clavos de olor

Otro buen remedio casero para aliviar el dolor de muelas es el que se encuentra en los clavos de olor, éstos segregan una sustancia llamada eugenol que actúa como un excelente sedante.

Puedes aplicarlos directamente sobre la encía de la muela afectada durante unos cuantos minutos, o bien, puedes agregar 5 clavos de olor a una fracción de enjuague bucal y hacer gárgaras con éste unas tres veces al día para que alivies las molestias que conlleva el dolor de muelas.

También puedes leer: Trucos para unos dientes blancos, perfectos y fuertes

6.    El ajo

Si no tienes ningún problema en comer ajos, de seguro tampoco te disgustará este gran remedio para aliviar el dolor de muelas de forma natural. Solo debes aplicar un poco de ajo fresco recién molido en la encía de la muela afectada, sus propiedades antibióticas y antiinflamatorias te ayudarán a mejorar considerablemente las molestias.

7.    Compresas frías

Aplicar una compresa helada en el exterior, del lado de la mandíbula donde presentas el dolor de muela, esto puede ayudarte enormemente a reducir la inflamación y las molestias causadas.

Recuerda que debes envolver la compresa en un paño o trapo para evitar las molestias por el contacto con el frio, si aplicas el hielo solo el dolor aumentará ya que, debido a la inflamación, la muela se encontrará muy sensible a las temperaturas tanto frías como calientes.

8.    Agua oxigenada

Al aplicarte agua oxigenada directamente en la zona lograrás aliviar considerablemente el dolor de muelas, esto se debe a sus efectos antibacterianos. No vayas a aplicar con tus dedos, utiliza un bastoncillo de algodón humedecido en el agua oxigenada, de esta manera será mucho más efectivo.

9.    Papa fría

La papa posee propiedades antiinflamatorias y también cicatrizantes, las mismas son las que te ayudarán a reducir el dolor de muelas. Para ello, te recomiendo poner a enfriar una rodaja de papa en el refrigerador y seguidamente aplicarla en la zona afectada durante algunos minutos, de modo que notes la mejoría.

No dejes la papa ahí por tiempo prolongado, recuerda que tu muela estará mucho más sensible al frio.

Otros consejos y sugerencias para aliviar el dolor de muelas:

Es bueno que tengas presente las siguientes recomendaciones y las apliques, toma nota:

  • Ten cuidado con ingerir alimentos y bebidas frías, calientes o dulces. Si la zona está muy sensible debes evitar comer alimentos de este tipo.
  • Mantén erguida tu cabeza, sobretodo al dormir, de esta manera ayudarás a aliviar la presión en la zona.
  • Distráete un poco, trata de ir a caminar, correr o montar bicicleta, al hacer esto tu cuerpo liberará endorfinas naturales que actúan como calmantes.
  • Hazte amigo(a) del hilo dental, utilízalo para quitar los residuos de alimentos entre tus dientes, hazlo diariamente y con mucho cuidado ya que tus encías pudieran estar un poco sensibles.
  • No comas alimentos duros mientras tienes el dolor como: manzanas frutos secos, entre otros.

Distingue cuando será necesario que acudas al médico por un dolor de muelas severo

Si el dolor de muelas es causado por una infección severa o por un diente picado, no desaparecerá tan fácil así por sí solo. Por ello, debes acudir con tu odontólogo si presentas los siguientes síntomas junto con el dolor en las muelas:

  • Secreción: si notas una leve o grave secreción será mejor que no te arriesgues a darle paso a una infección importante.
  • Fiebre y escalofríos: Estos dos síntomas son signo de que estas presentando una grave infección.
  • El dolor va en aumento y no logra desaparecer: es posible que tengas una caries y que la misma empeore después de cada comida.
  • El dolor se origina en la muela de juicio: mucha gente tiene que extraerse esta muela cuando la misma llega a ejercer una presión grave en los demás dientes.
  • Tienes problemas para respirar o tragar.

Espero encuentres alivio con estos efectivos remedios caseros para calmar el dolor de muelas, te aseguro que si sigues al pie de la letra estas recomendaciones, tu dolor de muelas quedara atrás de una vez por todas.

Si deseas puedes leer: Métodos efectivos para prevenir la gingivitis

Te invito a seguir visitando nuestro sitio web, donde encontraras los mejores y más efectivos remedios caseros para ti y tu familia.

También te puede interesar

Compartir es de sabios. Difundelo

Esto que ves soy yo… ni más ni menos, un pedazo de ser, un trozo de humanidad, un puñado de risas, una cuota de locura, una pizca de dulzura. Esto que ves soy yo… una mujer, a veces niña, a veces infinita, a veces apasionada. A veces entregada. Pero siempre soñadora, es todo lo que tengo,
es todo lo que soy… No es mucho, pero es todo…

Deja un comentario