Peinados, Maquillaje, Salud y Mas

Remedios caseros para blanquear los dientes de forma sencilla

Hoy en día están de moda muchos tratamientos y procesos odontológicos que dejan la dentadura muy blanca y resplandeciente. Lo que no sabías es que estos se realizan con productos muy fuertes que terminan dañando la capa que recubre las piezas dentales, y la peor parte es que el daño es irreversible. Afortunadamente, no tendrás necesidad de llegar a esos extremos. Si tus dientes perdieron su encanto natural y empiezan a notarse con manchas o amarillentos, es hora de que apliques los remedios caseros para blanquear los dientes, que aquí te daré. Descuida, son muy sencillos y totalmente hechos con productos naturales.

Te invito a leer: 5 trucos para blanquear los dientes naturalmente

Conoce cuáles son los hábitos que causan la pérdida de la blancura de tus dientes

los mejores remedios caseros para blanquear los dientes
Blanquea los dientes de forma natural

Aunque quizás nadie te lo diga, a los dientes amarillentos se les debe su color a varias causas, algunas completamente naturales y otras originadas por tus hábitos, conoce cuales son:

1.    Herencia dental:

la genética influye mucho en el color de los dientes y cómo evolucionará el mismo con el paso de los años. También influye la transparencia y grosor dental, que son responsables directos del color amarillento.

2.    Los hábitos alimenticios:

si, algunos hábitos alimentarios como el consumo regular de café, vino tinto, té, gaseosas de cola u otras bebidas de colores fuertes afectan en gran manera el tono de tus dientes. Actúan en dos fases:

  • Naturalmente el color de tu esmalte es blanco, al consumir mucho té o café en grandes proporciones irán dejando una capa que terminará penetrando el esmalte dental.
  • Los alimentos ácidos como el vinagre o los cítricos contribuyen notablemente a la erosión de tu esmalte, como resultado la capa de esmalte se va tornando más transparente y fina. Consecuencia: los dientes tendrán un aspecto amarillento.

3.    El consumo de algunos medicamentos:

Aunque no lo creas, algunos medicamentos pueden oscurecer tu dentadura. Como por ejemplo: la tetraciclina (un antibiótico) puede dejar manchas de color gris oscuro o marrones.

El flúor, que también es conocido por su uso en enjuagues y dentífricos, contribuye a la formación de fluorosis que origina la aparición de manchas blancas en los dientes para nada bonitas.

4.    Las fisuras y los golpes:

son dos posibles causas de la pérdida de la blancura de tus dientes. Esto se debe a que el esmalte dental se va viendo afectado por fisuras o golpes consecuencia de rechinar los dientes por accidentes y caídas.

5.    El cigarro:

este es uno de los peores causantes de la pérdida de blancura dental, además no es nada bueno para tu salud. Esto se debe a la nicotina que inhalas a través de él.

6.    Cepillarse inmediatamente después de comer:

es cierto que este hábito impide que los dientes formen caries y a la vez permanezcan limpios, pero también es cierto que impiden que el esmalte tenga suficiente tiempo para recuperar su dureza.

También puedes leer: gingivitis: remedios caseros para su tratamientos

10 de los mejores remedios caseros para blanquear los dientes

1.    Cáscara de naranja:

Frota durante al menos 45 segundos tus dientes con la parte interior de la cáscara de una naranja, la parte blanca entre la corteza y la pulpa llamada mesocarpio, contiene una sustancia que deja tus dientes más blancos. Luego de hacer esto cepilla tus dientes media hora después.

2.    Fresa y Bicarbonato de Sodio:

Las fresas además de ser deliciosas son un agente blanqueador natural. Solo aplasta la fruta y mezcla con una cucharada de bicarbonato de sodio. Aplica esta pasta en tus dientes y deja actuar por al menos 20 minutos, luego enjuaga. Espera 30 minutos más para cepillarte como normalmente acostumbras. Realiza este procedimiento una vez a la semana o una semana de por medio.

3.    Papaya o manzana:

Estas dos frutas sirven para fortalecer las encías y a su vez dejar los dientes bien blancos. Prueba comer a diario una rodaja de cualquiera de las dos y ¡listo!

4.    Ceniza de madera:

Es un remedio fuera de lo común pero es muy efectivo, soplo debes aplicar un poco de las cenizas de madera en tu cepillo dental y lava tus dientes como acostumbras hacerlo. Hecho esto enjuaga con abundante agua tibia y cepilla con tu dentífrico habitual.

5.    Salvia:

Para aprovechar los beneficios de la salvia solo coloca dos cucharadas de sus hojas a hervir con una taza de agua. Deja enfriar y utilízala para hacer buches tras cada comida. También puedes masticar una hoja después de las comidas.

6.    Agua oxigenada:

Para utilizarla solo mezcla una cucharada de agua oxigenada con una de agua, luego empapa un algodón en esta mezcla y frota suavemente sobre tus dientes por al menos 5 minutos. Luego enjuaga con abundante agua.

7.    Levadura de cerveza con sal y agua:

Prepara una pasta homogénea con 1 cucharada de levadura de cerveza, 2 cucharadas de sal y un poquito de agua. Utiliza esta pasta como tu dentífrico para cepillar tus dientes con ella.

8.    Cascara de plátano:

Frota durante varios minutos tus dientes con la parte interior de la cáscara del plátano. Realiza este procedimiento cuantas veces quieras por día. El interior de esta cascara es rico en acido salicílico que funciona como excelente blanqueador de tu esmalte.

9.    Carbón:

Tritura el carbón hasta hacerlo polvo y colócalo en tu cepillo de dientes, frota tus dientes con esto. Es cierto que quizás puedas sentir una sensación extraña (como con las cenizas de madera), pero te aseguro que será el mejor remedio para blanquear tus dientes.

10. Bicarbonato de sodio:

Todos los remedios caseros que te he detallado hasta ahora son muy eficaces si lo que deseas es dejar tu dentadura como el color de una perla. Sin embargo, muchas personas acuerdan que no hay mejor remedio que el bicarbonato de sodio. Esta es una alternativa muy ecológica y saludable para tus dientes, además puedes utilizarlo para reemplazar tu dentífrico si así lo prefieres.

Solo vierte ¼ de cucharada de bicarbonato de sodio en una taza y humedece tu cepillo de dientes con agua, hecho esto sumérgelo en el bicarbonato para que el mismo se pegue y cepilla como si estuvieras haciéndolo con tu dentífrico. Si colocas mucha cantidad de bicarbonato en el cepillo puedes sentir un efecto salado o tal vez acido en tu boca, pero descuida, al enjuagarte se pasará.

Debes realizar este procedimiento muy pocas veces al mes, si abusas de éste remedio puedes dañar tu esmalte dental y no es lo que buscamos. Recuerda: todo en cantidades apropiadas y con sumo cuidado al aplicarlas. Te recomiendo hacerlo una semana de por medio, más adelante al ver la mejoría podrás hacerlo solo una vez al mes.

Algunas medidas finales para que mantengas tus dientes blancos

  • Realiza una higiene dental apropiada, cepilla al menos 4 veces al día y refuerza el cepillado con el uso de hilo dental para evitar que se acumulen restos de comida entre tus dientes.
  • Cambia tu dentífrico o crema dental y tu enjuague por aquellos que tienen agentes blanqueadores, además de contribuir a tu higiene dental, blanquearán tus dientes y ayudarán a conservar dicha blancura.
  • Acude como mínimo una vez al año a tu odontólogo, él te realizará una limpieza profesional del tipo mecánica (sin necesidad de químicos) para eliminar el sarro acumulado y las manchas de tus dientes.
  • No cepilles tus dientes con fuerza pues los desgastarás.
  • Reduce el consumo de café, té y gaseosas de cola.
  • Si eres fumador(a), te recomiendo que dejes de hacerlo si quieres contribuir a blanquear tus dientes y mantenerlos así por un buen tiempo.

Sigue al pie de la letra estas importantes y fáciles recomendaciones y veraz como tus dientes obtienen el color blanco que tanto deseas.

Si deseas puedes leer: métodos efectivos para prevenir la gingivitis

te invito a seguir visitando nuestro sitio web, donde encontraras los mejores remedios caseros para ti y tu familia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.