Gingivitis: remedios caseros para su tratamiento

La gingivitis es un problema de salud pública importante en los países en vías de desarrollo. La incidencia aumenta cada día más y la prevalencia se mantiene, más aún cuando, se trata de los estratos más bajos. Es más frecuente en niños a temprana edad (preescolares y escolares) y mujeres en estado de gravidez, haciéndose más notable en el inicio del primer o segundo trimestre, además cuando en la escuela, o la comunidad no se implementan medidas adecuadas para un buen mantenimiento de la salud bucal.

La gingivitis: es un estado inflamatorio de las encías, las cuales se encuentran eritematosas (rojizas), retraídas y edematizadas. Frecuentemente es causada por agentes bacterianos, que comienzan a reproducirse por la acumulación de residuos de alimentos, secreción mucosa propia de la cavidad oral, que se transforma en placa y luego en sarro; almacenándose al final de la pieza dentaria y provocando sensibilidad, hasta llegar a una enfermedad periodontal

gingivitis

Factores predisponentes a la formación de gingivitis:

  1. Variaciones hormonales (pubertad, menstruación, gravidez)
  2. Enfermedades crónicas (Diabetes mellitus mal controlada o sin ningún tipo de tratamiento, IRC)
  3. Mal higiene oral (mal cepillado de la dentadura, no uso de hilo dental)
  4. Déficit de nutrientes  (deficiencia de vitamina C)
  5. Anatómicos (mal alineamiento dental)
  6. Uso recurrente de algunos fármacos (antibióticos, anticonceptivos orales, anticoagulantes orales)

En general la gingivitis, tiene como característica, que al retirar el factor predisponente, esta tiene remisión total

Síntomas y signos de gingivitis:

  • Eritema en las encías (se ven afresadas, alrededor de las piezas dentales)
  • Retracción de las encías (se aprecian como nudos entre los dientes)
  • Edema en encías
  • Sensibilidad aumentada en encías
  •  Sangramiento de las encías al cepillarse

gingivitis

Tratamiento para la gingivitis

  1. Tratamiento especializado: el odontólogo realizara un examen riguroso a toda la dentadura y encías, para determinar si existe alguna enfermedad dental o algún factor predisponente para que se produzca.
  • Hay que instruir al paciente sobre cómo debe realizar la limpieza diaria de su dentadura, para así evitar infecciones: uso del hilo dental, que tipos de crema dental usar, uso de cepillos interdentales, etc.
  • Se realiza limpieza donde se retira todo material indeseable que se encuentre incrustado en los dientes y encías. En caso de que este en presencia de placa o sarro, deberá retirarlo para así evitar que la enfermedad siga avanzando y no llegue a periodontitis. Esto se logra con ayuda de equipos de peridoncia, tal como crema dental que contenga flúor, para eliminar las manchas en la dentadura
  • En muchas ocasiones, cuando la gingivitis es grave, se hace necesario, indicar tratamiento antibiótico para poder corregir la infección bacteriana, presente por la acumulación de residuos, formación de placa y sarro
  • Es importante el uso de enjuague bucal, posterior a cada cepillado y no hay que olvidar que, es imprescindible el cepillado antes de dormir, en vista que es en este momento que las bacterias, aumentan su actividad y además, la placa tarda aproximadamente 24 horas para adherirse al diente y convertirse en sarro
  1. Tratamiento casero: además del tratamiento que te recomienda tu odontólogo, existen otras opciones, que aunque la mayoría no han sido bien estudiadas, se sabe que tienen efecto antibacteriales, por sus propiedades intrínsecas y son muy útiles a la hora de prevenir y tratar la gingivitis, pero en enfermedades periodontales severas, debes consultar a tu médico
  • Bicarbonato de sodio: muchos estudios han demostrado que este agente, por si solo no provee beneficios en la curación de las enfermedades de las encías; sin embargo es importante recalcar que, se puede incluir como preventivo, ya que éste actúa como alcalinizante en la cavidad oral, evitando así, que se acumule restos de alimentos y bacterias. Tome en cuenta que esta opción no desplaza el uso de la crema dental. Se prepara colocando en una taza de agua tibia 3 cucharaditas dulceras de bicarbonato de sodio, coloca la mezcla en todos los lugares donde se incrustan residuos de comida, luego cepilla los dientes como lo haces normalmente, enjuagas y luego, cepillas con crema dental.
  • Peróxido de hidrogeno (agua oxigenada): en vista que entre las propiedades del agua oxigenada, se encuentra que es antiséptico, este sería una buena opción en el tratamiento y más en la prevención de la gingivitis, además tiene efecto blanqueador de las piezas dentarias. Se usa realizando buches o gárgaras, posterior al cepillado y después de usar el hilo dental
  • Sábila (aloe vera): por sus propiedades antiinflamatorias, se ha asociado a buena respuesta en el tratamiento de la gingivitis; solo debes frotar el gel en tu dentadura todos los días antes del cepillado normal, cepilla y enjuaga. Se debe realizar el procedimiento por lo menos tres veces al día
  • El uso diario de agua de menta, ayuda a reducir la halitosis, además de actuar como antiinflamatorio. Solo coloca hojas de menta en una taza de agua hervida y deja reposar por 10 minutos y enjuaga tu boca después de la limpieza y cepillado diario

gingivitis

 Si deseas ampliar esta información o conocer mas acerca de la salud bucal, te sugiero que leas los siguientes artículos relacionados: Trucos para unos dientes blancos, perfectos y fuertes, 10 mitos y verdades acerca de los implantes dentales.

También te puede interesar

Compartir es de sabios. Difundelo

Medico cirujano, apasionada por la salud, el bienestar y la belleza de cuerpo alma y espíritu. Para ser bella no hay que ver estrellas, sino mas bien sentirse como una

Deja un comentario