Peinados, Maquillaje, Salud y Mas

Conoce tu Aura a Través de las Velas

Las diferentes características que presentan las velas nos pueden dar a conocer como se encuentra nuestra aura.

Las velas son usadas en los rituales místicos para representar los cuatro elementos de la naturaleza. Una vela encendida pone en movimiento la fuerza de la naturaleza. La luz de la vela represente el elemento fuego, como purificador de las energías el contenido de la vela (la cera) representa el elemento tierra que se licua connotando el elemento agua  para luego transformarse en gas representando el elemento aire. Una imagen clásica es la de una persona encendiendo un sirio en un templo religioso. Como gesto de petición de favor o un milagro. Y es que las velas son las receptoras simbólicas de los pedidos que cada persona realiza de acuerdo a su fe y creencias, y se usan mayoritariamente como ofrenda, para que los seres santos maestros, ángeles o energías concedan lo pedido, se dice que es necesario que cada vez que se encienda una vela se haga con mucha concentración y respeto por todos  los seres, ya que la mente es el primer emisor energético y esa voluntad es plasmada en la vela.

Tips que te ayudaran a Conocer tu Aura a Través de las Velastres-trucos-caseros-para-que-tu-casa-huela-bien1

Como decorar una casa pequeña paso a paso

Aquí te brindaremos una información sobre el estado de las velas. Que significa cada etapa. Por qué se dice que las velas son fuente primordial en los estados de ánimo que nos encontramos. Así que te invitamos a que descubras y te informes y conoce tu aura a través de las velas.

Para empezar: haga la prueba con una vela. Veremos que significa tomando en cuenta la forma de su llama, el tamaño, los movimientos y su color.

La vela tiene que ser colocada en un espacio de la casa donde no existan corrientes fuertes de aire para que podamos ver como la flama se desarrolla naturalmente sin que sea interrumpida.

También deberías de leer a través de este enlace Como activar el bienestar y la armonía de tu hogar

Abandono: la llama Arde con debilidad y frecuentemente se apaga.

Abatimiento: es baja y en ocasiones llora.

Aceptar: la llama es nítida y crece.

Acertar: es nítida y aumenta de tamaño.

Agredir: la llama chisporrotea y a veces bota humo oscuro.

Ambición: la llama dobla su tamaño. Si se trata de un anhelo sano es nítida.

Ambivalencia: baja y oscilante.

Amistad: el fuego prende bien. Es claro y se agranda si ese sentimiento ha de ser duradero.

Amor: la llama coge sin problemas al primer intento. Será nítida y ascenderá con fuerza si se va a ser correspondido.

Angustia: la vela llora desprende humo oscuro o se puede chisporrotear.

Aumentar: el fuego dobla su tamaño siendo nítido y muy brillante.

Autorizar: es nítida y crece.

Avaricia: la llama chisporrotea se consume rápidamente y en la punta de la mecha se acumulan unas bolitas de grasa. A veces el fuego da vueltas en forma de espiral.

Bebida: la vela llora, se extingue rápidamente y su llama puede llegar a desprender chispas o humo.

Beneficio: la llama es limpia y se desarrolla.

Boda: prende sin problemas dobla su tamaño nítidamente e incluso se llega a observar un tono mas brillante en la punta.

Bondad: la llama es clara y crece. En el centro adquiere una coloración azulada.

Cambio: el fuego es nítido y aumenta de tamaño.

Cesar: la llama es baja y puede llegar a apagarse.

Comprar: es clara y limpia también crece cuando se anuncia una buena adquisición.

Confirmar: la flama es resplandeciente y doblara su dimensión rápidamente.

Conseguir: es nítida y se desarrolla si el asunto va a lograrse.

Conservar: el fuego es claro y no debe apagarse ni menguar.

Curar: la llama es limpia prende a la primera y crecDecoracion-con-velas-para-una-noche-romantica-4erá.

Demorar: arde con debilidad, llegando incluso a disminuir el tamaño.

Desconfiar: puede chisporrotear, llorar o desprender humo en ocasiones se moverá en forma de espiral.

Desembolso: la vela llorara o desprenderá chispas.

Destacar: el cirio arde nítidamente y las dimensiones de la llama aumentaran en sentido ascendente.

Disminuir: la llama mengua su tamaño si ocurriera o se apaga significa que abra pérdidas importantes.

Dolor: la vela llora desprende humo oscuro o chisporrotea.

Embarazo: la llama dobla su tamaño y adquiere una tonalidad más brillante.

Empezar: es nítida y va aumentando de volumen.

Encontrar: el fuego es limpio claro y crece en sentido ascendente.

Engañar: desprende humo oscuro, da vueltas en espiral, chisporrotea y en ocasiones se apaga.

Examen: cuando augura suerte la llama crece brillante.

Éxito: la flama dobla su volumen, es nítida y en el extremo de la mecha se vislumbra una tonalidad más resplandeciente.

Extraviar: desprende humo negro, disminuye su tamaño y por lo general se apaga.

Fama: la llama aumenta sus  dimensiones y es diáfana.

Favor: crece nítidamente.

Felicidad: el fuego dobla su magnitud y el final de la mecha adquiere un tono resplandeciente.

Fiar: la flama se desarrolla con claridad.

Financiar: crece nítida.

Fingir: el fuego desprende humo oscuro, chisporrotea e incluso llegara apagarse.

Relacionadas con el romanticismo y la decoración de espacios los antiguos cilindros de cera o velones son una excelente fuente de energía y conexión con lo divino no en vano son utilizados en los rituales de todas las religiones. Elementos indispensables en la época que no existía luz eléctrica, las velas son potentes ofrendas y poseen distintas propiedades de acuerdo a sus colores, aprenda a conocerlas.

Aromaterapia-500x313
Las velas son una poderosa fuente de poder en la metafísica. La imagen de una pequeña llama encendida a través de una  mecha y cera fría conlleva una fuerte carga simbólica que ha atravesado generaciones y civilizaciones. Y se ha convertido en un icono representativo de la  vida y la energía. Las velas están presentes en los matrimonios en los altares y en los templos de todas las religiones, en rituales esotéricos y también en todos los funerales. Antes que existiera la electricidad las velas era la forma de iluminación indispensable de cada hogar y hoy pese a la evolución de las tecnologías no hay casa donde no exista una aunque sea como recurso decorativo semi olvidado en un rincón de la sala de estar, en plena ignorancia de su potente y a la vez sutil poder.

El significado del color de las velas

La  materia  prima de las velas es la cera aunque también se utiliza parafina, resinas, aromatizantes, hojas de árboles, flores y también esencias aromáticas. Pero son sus colores los que connotan distintas propiedades, conózcalas a continuación:

Velas amarillas: se relacionan con la actividad, creatividad, unidad, comunicación y éxito en los negocios. Proporciona poder de concentración e imaginación. Para la confianza, la atracción, el encanto. Se recomienda encender una vela amarilla en momentos de oscuridad y tristeza, para recibir una luz que oriente el destino.

Velas rojas: se relaciona con la pasión sexual, brillo, amor, energía, vitalidad y poder. Se utiliza para llamar la fertilidad, el amor, la salud, la fuerza física, el valor y el magnetismo. También simboliza la creación, la victoria y la innovación.

Velas rosadas: se relaciona al romance, la armonía. Evoca la ternura el amor y la amistad. Representa la belleza la moralidad, la confianza y la ingenuidad.

Velas de color blanco: se utiliza en rituales de purificación y meditación. Simboliza la adivinación, la verdad, la paz, la fuerza espiritual y la energía lunar.

Velas de color azul: se relaciona con la sabiduría, la devoción, la inspiración, armonía, luz interior. Confiere paz. Simboliza también la tranquilidad, la inspiración y la calma. Se recomienda encender muchas velas azules cuando se está angustiado o deprimido otorga tranquilidad y protección durante el sueño.

Velas de color café: dicen que es ideal para localizar objetos perdidos y mejorar los poderes de concentración. También se utiliza para pedir la protección de familiares y de animales domésticos.

 Velas de color oro: atrae el dinero el poder de las influencias cósmicas y ciertos grupos las utilizan en los rituales para honrar a las deidades solares.

Velas color gris o plata: ideal para eliminar la negatividad, estimular la estabilidad y atraer las influencias benéficas, así como neutralizar las influencias negativas. Simboliza madurez, seriedad y sabiduría.

Velas de color verde: para la salud, el dinero, la fertilidad, el éxito, la buena suerte, la prosperidad el rejuvenecimiento, así como rituales contra la avaricia y los celos.

Velas de color naranja: para estimular la energía ya que esta vela simboliza la energía.

Vela de color morado: simboliza la trasmutación y el poder. Se utiliza para llamar al éxito, prestigio, reconoconoce tu auracimiento social y elevación.

Violeta o lila: es el color de la perseverancia, el sacrificio y la piedad. Encender una vela de este color trae tranquilidad, cordialidad y un ambiente de calma en nuestro hogar, comprensión, paciencia, veracidad y liderazgo.

Por lo visto aquí te demostramos que las velas no son solo para iluminar un área sino que también son  un instrumento histórico que con el pasar del tiempo se le han descubierto muchas funcionalidades útiles para nuestro bienestar en el entorno social y emocional. Es importante que tomes en cuenta las diferentes alternativas y los consejos aquí ofrecidos sobre las velas.

Deberías leer Trucos efectivos para eliminar los malos olor de forma natural en el hogar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.