Peinados, Maquillaje, Salud y Mas

Aprende como exfoliar la cara con exfoliantes caseros naturales

 Qué es la exfoliación y por qué es importante

La exfoliación consiste, básicamente, en la eliminación de células muertas de la piel y resulta imprescindible para mantener un cutis que luzca saludable y natural.

Las células nuevas de nuestro cuerpo van sustituyendo a las viejas y estas últimas van quedando acumuladas formando una especia de capa protectora que llamamos queratina que terminan cubriendo la capa de piel “fresca” a medida que pasan los años. La exfoliación elimina esta capa protectora por eso no debemos excedernos para terminar con toda la protección de la piel.

Pero, ¿cómo exfoliar la cara? Una de las técnicas utilizadas por los especialistas para realizar esta exfoliación es el denominado “peeling”, realizado con componentes como el ácido salicílico y otras sustancias no demasiado naturales. Por eso, cada vez se utilizan más los exfoliantes caseros naturales para eliminar las células muertas de la piel, existiendo una gran variedad de recetas y métodos que podemos implementar.

Cómo exfoliar la cara con exfoliantes naturales

Para dejar de utilizar productos químicos comerciales y comenzar a lucir un rostro natural recomendamos utilizar alguna de las siguientes técnicas de exfoliación con ingredientes naturales

  1. Vapor de agua

Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Limpiamos la cara con agua y jabón.
  • Hervimos 1 litro de agua en un recipiente y la dejamos enfriar un poco.
  • A continuación la colocamos en una mesa, nos sentamos frente al recipiente e inclinamos la cabeza hasta colocarla justo encima del recipiente, a unos 20 centímetros del agua caliente.
  • Colocamos una toalla encima de la cabeza para que el vapor de agua no salga y el rostro reciba todo el vapor de agua desde abajo.
  • Permaneceremos en esta posición 5 minutos.

Para mantener la piel exfoliada se puede mezclar una cucharada de miel con 2 o 3 almendras desechas y con media cucharada de jugo de limón. Esta mezcla la frotaremos en nuestro rostro una vez por semana y enjuagaremos con agua tibia.

  1. Zanahorias
  • Lavaremos, picaremos una zanahoria y la pasaremos por una licuadora para obtener el jugo que, posteriormente, mezclaremos con una crema hidratante.
  • La mezcla obtenida la aplicaremos semanalmente realizando masajes circulares y produciendo así la oxigenación de la piel y la eliminación de las células muertas.
  1. Papayas
  • Cortaremos una rodaja de papaya, le quitaremos las semillas y haremos una especia de puré con la pulpa.
  • Aplicaremos la mezcla semanalmente. La clave de la papaya es una enzima denominada “papaína” que ayuda a disolver la grasa y las células muertas de la piel, dejando tras su uso una piel suave, brillante e hidratada.
  1. Aceite y azúcar
  • Mezclaremos aceite de oliva virgen extra con unas cucharaditas de azúcar blanca y removeremos hasta obtener una pasta con cierto grado de espesor.
  • Aplicaremos la mezcla 1 o 2 veces por semana.


Además, de esta especie de mascarillas para exfoliar la cara se pueden utilizar determinados ingredientes naturales cuyas propiedades naturales nos servirán como exfoliante. Algunos de estos ingredientes son los siguientes:

  • Bicarbonato de sodio: basta con mezclarlo con agua hasta formar una pasta espesa que será aplicada en el rostro con cuidado de no acercarse demasiado a los ojos. Después se aclarará con agua fría y se secará la piel sin frotar demasiado.
  • Frutas: contienen unos ácidos altamente eficaces para exfoliar la cara o cualquier parte del cuerpo. Son los llamados ácidos alfa hidróxidos y pueden utilizarse para eliminar las células muertas de la piel.

    Puede mezclar varias frutas en un recipiente, por ejemplo, banana, papaya, kiwi o piña y mezclarlas con miel, yogurt o avena. La mezcla resultante se aplicará sobre la piel y se dejará actuar durante 10-15 minutos y se enjuagará con agua fría posteriormente. El resultado es espectacular.

  • La arcilla es también muy utilizada como remedio casero para exfoliar la piel, sobre todo la piel grasa. Se suele emplear combinándola con agua destilada y glicerina en proporciones de 3 y 1 cucharada. Se aplica en el rostro y se deja secar para, posteriormente, ser retirada con agua fría y toallitas o pañuelos de papel.

Como verán, existen diferentes técnicas caseras para realizar una exfoliación adecuada del rostro. Después de leer este artículo deberían dejar de preguntarse cómo exfoliar la cara y ponerse manos a la obra para dejar su rostro con toda la belleza natural que debería tener y que no tiene debido a la presencia de todas esas células muertas sobrantes. ¡Un brindis por la belleza natural

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.