3 consejos para tratar la alergia a la bisutería de fantasía

La alergia a la bisutería de fantasía es un problema muy molesto, pues a veces queremos lucir algunas joyas o prendas acordes a nuestro atuendo, y no podemos por presentarse esta terrible situación.

La razón por la que la bisutería o joyería de fantasía provoca alergia en algunas personas, es porque contiene níquel, el cual es un metal que se usa en gran cantidad de objetos que visualizamos diariamente, como lo son: monedas, zarcillos, lentes, cinturón, pulseras, collares o cadenas. Este tipo de alergias cutáneas es conocido como dermatitis por contacto. Normalmente se desarrolla cuando se usa prolongadamente algún objeto que contenga níquel, por lo que es común que la persona use por bastante tiempo bisutería o joyería de fantasía y de repente se presente la alergia. Aunque también puede darse el caso de que esta alergia se manifieste desde que somos bebes, es decir nacer con este padecimiento.

 Entre los síntomas que aparecen están las erupciones en la piel, ampollas (que pueden formar costras y granos), picazón, y enrojecimiento de la piel. Los síntomas suelen aparecer de 2 horas a 24 horas después de ponerte el accesorio al que eres alérgica o alérgico. Aunque una vez se produjo la reacción alérgica, puede permanecer unos días más, e incluso hasta varias semanas más.

Para prevenir y tratar los síntomas de la alergia a este tipo de metal, te proporcionamos 3 consejos a continuación.

3 consejos para la alergia a la bisutería de fantasía

1. Cambia de accesorio o de joya:

Aunque la manera más lógica de acabar con la alergia es sencillamente dejando de usar joyas o bisutería que la provoquen por contener níquel, puedes optar por cambiar el material de las joyas que usas. La mejor opción es que uses oro amarillo de 18 o 24 quilates. A diferencia de este, el oro blanco no es recomendable pues puede que contenga también níquel. Otra opción es usar accesorios de plata pura, la cual es también conocida como plata esterlina, o igualmente usar platino, cobre o titanio.

Aunque como sabemos, estos materiales son bastante costosos, te presentamos otra opción más económica que igualmente puedes utilizar en tus accesorios es: acero quirúrgico.

2. Utiliza brillo para uñas:

El brillo para uñas es un remedio muy conocido para evitar que la joyería o bisutería de fantasía nos cause alergia, así como también para evitar que los accesorios no pierdan su color.  Para esto, solo debes aplicar un poco de brillo de unas sobre el accesorio, y deja que se seque durante un día completo. Si eres de esas personas cuya alergia es severa, o empiezas a sentir los síntomas apenas te pones la joya, es recomendable que apliques varias capas de brillo, para asegurar. Sin embargo, si tienes piel muy sensible, debes tener cuidado, pues el brillo para unas tiene otros químicos que quizás te puedan irritar de alguna forma.

3. Aplica saliva:

Quizás sea un poco desagradable, pero te aseguramos que este truco es sumamente efectivo. Para ello debes aplicar la saliva en ayunas, es decir en la mañana, apenas te despiertes, en la zona donde te vas a poner el accesorio. Por ejemplo, si lo que te causa alergia son unos zarcillos, debes aplicar la saliva en las orejas, justo donde introduces el arete.  Realiza esto por varias semanas, y la alergia desaparecerá, de tal manera que podrás usar cualquier accesorio sin chequear su material.

Otra opción consiste en que, antes de ponerte la joya, la llenes de saliva, y procedas a ponértela.

Pon en práctica estos consejos, y seguramente ya la alergia a la bisutería de fantasía no te impedirá ponerte cualquier tipo de accesorio que te guste.

Si deseas puedes leer: propiedades del aceite de coco para la piel

Te invito a seguir visitando nuestro sitio web, donde encontrarás los mejores consejos de salud y belleza para ti.

También te puede interesar

Compartir es de sabios. Difundelo

Esto que ves soy yo… ni más ni menos, un pedazo de ser, un trozo de humanidad, un puñado de risas, una cuota de locura, una pizca de dulzura. Esto que ves soy yo… una mujer, a veces niña, a veces infinita, a veces apasionada. A veces entregada. Pero siempre soñadora, es todo lo que tengo,
es todo lo que soy… No es mucho, pero es todo…

Deja un comentario